LA REVOLUCION FRANCESA GUILLOTINO A LAVOISIER

26/08/2012 | Publicado por: Omar França | Categoría: Fe y ciencia

LA REVOLUCION FRANCESA GUILLOTINÓ AL CIENTIFICO FUNDADOR DE LA QUIMICA MODERNA

Siempre se recuerda el caso Galileo (que, por cierto, nunca fue llevado a la cárcel ni se le impidió que siguiera publicando obras de ciencia) pero, de forma llamativa, se olvida sistemáticamente que la Revolución Francesa, en nombre de la justicia revolucionaria, guillotinó al creador de la química moderna y uno de los máximos científicos de la época.

Antoine-Laurent de Lavoisier (París, 26 de agosto de 1743 – 8 de mayo de 1794), químico francés, considerado el creador de la química moderna, junto a su esposa, la científica Marie-Anne Pierette Paulze, por sus estudios sobre la oxidación de los cuerpos, el fenómeno de la respiración animal, el análisis del aire, la Ley de conservación de la masa o Ley Lomonósov-Lavoisier y la calorimetría.

Fue también filósofo y economista.

Se le considera el padre de la química moderna por sus detallados estudios, entre otros: el estudio del aire, el fenómeno de la respiración animal y su relación con los procesos de oxidación, análisis del agua, uso de la balanza para establecer relaciones cuantitativas en las reacciones químicas estableciendo su famosa Ley de conservación de la masa.

Nacido el 26 de agosto de 1743 en París. Fue uno de los protagonistas principales de la revolución científica que condujo a la consolidación de la química, por lo que es considerado el fundador de la química moderna.

En 1754 empezó sus estudios en la escuela de elite Colegio de las Cuatro Naciones destacando por sus dotes en las ciencias naturales. Estudió Ciencias Naturales y Derecho por petición de su padre. En 1771 se casó con Marie-Anne Pierette Paulze. La dote le permitió instalar un laboratorio grande donde le asistió su esposa redactando entre otros el cuaderno de laboratorio.

Su actividad comenzó a centrarse en la investigación científica. Fue elegido miembro de la Academia de Ciencias en 1768. Ocupó diversos cargos públicos, incluidos los de director estatal de los trabajos para la fabricación de la pólvora en 1776, miembro de una comisión para establecer un sistema uniforme de pesas en 1790 y comisario del tesoro de 1791. Lavoisier trató de introducir reformas en el sistema monetario y tributario francés y en los métodos de producción agrícola Lavoisier realizó los primeros experimentos químicos realmente cuantitativos.

Demostró que en una reacción, la cantidad de materia siempre es la misma al final y al comienzo de la reacción. Estos experimentos proporcionaron pruebas para la ley de la conservación de la materia. Lavoisier también investigó la composición del agua y denominó a sus componentes oxígeno e hidrógeno.

Algunos de los experimentos más importantes de Lavoisier examinaron la naturaleza de la combustión, demostrando que es un proceso en el que se produce la combinación de una sustancia con Oxígeno. También reveló el papel del oxígeno en la respiración de los animales y las plantas.

Con el químico francés Claude Louis Berthollet y otros, Lavoisier concibió una nomenclatura química, o sistema de nombres, que sirve de base al sistema moderno.

Concibió el Método de nomenclatura química (1787). En el Tratado elemental de química (1789), Lavoisier aclaró el concepto de elemento como una sustancia simple que no se puede dividir mediante ningún método de análisis químico conocido, y elaboró una teoría de la formación de compuestos a partir de los elementos. También escribió Memoria sobre la combustión (1777) y Consideraciones generales sobre la naturaleza de los ácidos (1778).

Trabajó en el cobro de impuestos, motivo por el cual fue arrestado en 1793. Fue acusado de traidor a Francia por la Asamblea, bajo el “Reino del Terror” instaurado por Robespierre (1794) en el cual incontable cantidad de recaudadores de impuestos y otros ciudadanos, fueron guillotinados en juicios sumarios.

Importantes personajes de la época hicieron todo lo posible para salvar al científico. Cuando se expusieron al tribunal todos los trabajos científicos que había realizado Lavoisier, el presidente del tribunal pronunció la famosa frase: «La República no precisa ni científicos ni químicos, no se puede detener la acción de la Justicia».

Lavoisier fue guillotinado el 8 de mayo de 1794, cuando tenía 50 años.

Joseph Louis Lagrange dijo al día siguiente: «Ha bastado un instante para cortarle la cabeza, pero Francia necesitará un siglo para que aparezca otra que se le pueda comparar».

Lavoisier es uno de los eminentes científicos católicos y defendió su fe contra los que intentaban usar la ciencia para atacarla.

Fuente: wikipedia de Internet

¿Por qué será que muy pocos se acuerdan de lo que hizo la revolución francesa con Lavoisier pero siempre se trae a la memoria el juicio hecho a Galileo por la Iglesia Católica?

(recordemos que se le aplicó como sanción rezar 7 salmos penitenciales una vez por semana y no salir de su hogar de Florencia, donde vivió con sus hijas y donde siguió investigando y publicando hasta su muerte natural).


Comments are closed.